Materiales que vuelven invisibles los objetos

Científicos logran nuevos materiales que vuelven invisibles los objetos

Un estudio financiado por el Ejército estadounidense explica cómo la luz puede ser desviada y provocar un efecto óptico de ocultación de diferentes elementos físicos

Agencias / Madrid / Los Ángeles
Científicos estadounidenses financiados por el Ejército estadounidense han publicado los resultados de un estudio que investiga un sistema por el que la luz visible es desviada y provoca un efecto óptico de invisibilidad y que publican las revistas "Nature" y "Science". Los investigadores que llevan a cabo el estudio cada vez se acercan más a alcanzar este "súper poder". De conseguirlo, su aplicación sería obviamente militar. 
El material creado por científicos de la Universidad de Berkeley y del Lawrence Berkeley Laboratory (California) no se obtiene de forma natural sino que se ha creado gracias a la nanoingeniería, que trabaja a una escala medida en milmillonésimas de metro.
Los metamateriales son estructuras desarrolladas artificialmente y que tienen propiedades como un índice de refracción de la luz negativo de las que carecen los materiales naturales.
Jason Valentine, Xian Zahan y otros compañeros de la citada universidad han creado una estructura de múltiples capas en forma de red que tiene claramente esa propiedad. Dado que la luz no la absorbe ni la refleja el objeto, éste se vuelve de hecho invisible.
La investigación ha sido financiada por la Secretaría de Defensa de EEUU y con esto podrían llegar a camuflarse perfectamente un día los aviones o carros de combate.
Según los científicos, "estamos más cerca de hacer posible un manto de invisibilidad al haber demostrado que con ese nuevo material se puede doblegar la luz a nuestra voluntad". 
Este estudio es la continuación de un trabajo previo realizado en el Imperial College de Londres, donde se consiguieron resultados parecidos. En este estudio, los científicos británicos usaron microondas, ya que, como la luz, desprende radiación electromagnética, pero la diferencia con el experimento americano se encuentra en que posee una longitud de radiación más grande, lo que le hace más fácil que pueda ser manipulada. 
Este descubrimiento ayudará a la formación de las bases para una mayor resolución en la toma de imágenes, para nanocircuitos que potenciarán los ordenadores y para el disfrute de los cinéfilos de la ciencia ficción. El investigador Berkeley Xiang Zhang considera este descubrimiento "un gran paso" en el desarrollo de los metamateriales.


Fuente: http://www.laflecha.net/canales/ciencia/noticias/200403101

Comments