Tecnologia del Futuro.

La tecnología en el Futuro estará oientada a resolver los problemas de la Humanidad.

    Tecnología orientada a resolver loas problemas que aquejan al ser Humano y a su entorno ecológico. Sin cuidar la naturaleza no hay desarrollo posible. Nuestra Madre Tierra nos pide con voz protectora, cuiden su Hogar, su único Hogar.

La Matemática es el pensamiento Puro! Las ciencias es Puro Pensamiento. . .

Hemos separado las Ciencias de nuestro pensamiento natural. ¿Donde ha quedado la esencia de nuestro pensamiento?

Ciencia es pensamiento y viceversa, pensar es hacer ciencia

 Pensamos poco, porque para eso han creado los Medios o multi-medios. Tenemos que volver a nuestras raíces y tomarnos un tiempo para pensar y por ende, para vivir, pues, pensar es vivir. La Tecnología es resultado de nuestro pensamiento metódico y la vida debe ser el resultado del método de haber pensado, haber reflexionado y haber abierto el camino de la libertad de nuestro espíritu, cuya expresión es nuestro pensamiento.

¿Donde quedó el hombre que se reconoció en algún momento así mismo, quién viniendo de vivir atado a la ruda naturaleza de la prehistoria, tomó conciencia de sí, de su existencia y encontró valor y significado dentro del ecosistema de su entorno?

¿Es la ciencia de verdad un camino dentro de la búsqueda de la libertad del espíritu, de la libertad de pensar? Es posible que sí. Sólo tenemos algunos siglos de adelantos, ante miles de años dominados por los mitos de los pensamientos ilusorios, de muchas ideologías, dogmas, que se incrustaron en las culturas del pasado, que mantuvieron y sumieron a civilizaciones enteras en el atraso. Convirtiéndolos en sujetos del miedo y del terror, crecido en la mente, por la ignorancia y el desconocimiento de la naturaleza.

    La ciencia ha llevado al hombre a ubicarse dentro del vasto cosmos físico, a diferencia del pasado, donde no se conocían los límites del hábitat del humano y donde se buscaron explicaciones fantásticas, para dominar a los demás a través de su miedo y de la incertidumbre de su existencia.

Ciencia, tecnología y Cultura son variables de la misma ecuación social. 

 Es un verdadero círculo virtuoso el que nos lleva desde el desarollo pionero del hombre en las cavernas hasta los logros actuales, en todos los campos. Es la misma naturaleza del ser, que lo saco de su pasado, más cerca de los inamovibles factores del mineral, al latente, vivo y sensible medio del hombre contemporáneo, cerca de su propia carne, intimamente ligado a su espíritu creador. Si hay esperanzas, si existe un futuro para la expresión del espíritu de la humanidad. Labra su libertad, aunque todavía está en cadenas, las mismas que construye con su ingenio, Pero aprende y conoce a Dios en su sentir, en sus sueños de progreso y creación. ¡Hay Esperanza!, ¡Hay Amor!. Su lucha continuará, hasta el fín de los tiempos.

Educación, Tecnología y crecimiento espiritual, sendas que debe seguir el hombre actual. . .

Alrededor de su equilibrio interno, que ilumina su exterior, complejo y maquinizado, computarizado, automatizado y foráneo a su esencia natural, la búsqueda de la felicidad del humano, a la sombra del desarrollo holístico, hace de los anhelos, de los sentimientos y de los sueños, una verdadera disociación de la esperanza. Donde Técnica, Ciencia, Educación y Tecnología parecieran fronteras inalcansables en el ambiente, esculpido por manos extrañas, de incompresibles intereses y de dominio de Eruditos y especialistas. No queda sino tratar de entenderse dentro de este sistema de fenómenos, ajenos, que no han sido su creación. La Educación, la Ciencia y la Cultura es su salida, aquella que viene de su existencia, de su estima propia, de su verdadero Amor por la creación por Ser y Estar, Aquí y Ahora. El Hombre es, será y se encontrará a sí mismo.

    ¿Puede la ciencia dejar de ser un instrumento extraño de lo perceptiblemente humano, natural y lógico? El científico parece ocupado de un mundo poco accesible al individuo común, aquél que a diario sale de su casa a un trabajo rutinario. Para él, la ciencia no le es inmediata, sólo la consume, la manipula, alguien hace las máquinas, y las usa, pero sin trascender su vida, todo lo puede ver como inevitables consecuencias de su tiempo, de donde siente que no puede escaparse. Por esto, no se plantea preguntas, ni hace esfuerzo de responder las más inmediatas a su medio. Para el individuo común, la Tecnología forma parte de su Tiempo y es intrínseca a su vida, natural y necesaria, parte de él.

    Sin duda, ante estos escenarios, nuestro comportamiento nos muestra que estamos en la Génesis de la Ciencia desarrollada por los Humanos, apenas estamos dando los primeros pasos. Ésto explica nuestros errores, nuestra malas prácticas, nuestras falsas explicaciones, el daño que causamos al Planeta, el mal uso de la Tecnología y la división del conocimiento en especialistas y generalistas consumidores.

    Así que, sólo el pensamiento como instrumento de la búsqueda liberadora del espíritu humano, es la salida a nuestros dilemas en el infinito del transcurrir del Tiempo. Pensamientos para la Ciencia y la Conciencia, es el camino que tendrán que seguir las generaciones futuras, para trascender mas allá de las contradiciones de la existencia del hombre contemporáneo.

Cada día debe ser un espacio para pensar, para adquirir conocimiento, ese conocimiento que no está sólo en la mente, sino en nuestro corazón. . . . .

  Puedo concluir, asegurando que no podrá existir ciencia y tecnología en el futuro, sin verdadera conciencia de lo existente. Todavía no superamos el paradigma de siglos pasados, cuando se creía que la Tierra era el centro del universo y que Dios estaba allí, inmutable y todopoderoso, sólo para el humano. Todavía, no asimilamos que sólo somos, como materia, una minúscula parte del cosmos, que vivimos en una pequeña Galaxia, en un diminuto Sistema Solar que tiene un casi insignificante planeta llamado Tierra y de donde elevamos, como seres inteligentes, un grito, estruendoso a las profundidades de la Totalidad del espacio, pidiendo ser escuchados y ser identificados como seres conscientes, dentro del infinito e inconsebible límite del universo.


El futuro de la tecnología pasa por el cuidado al medio ambiente.

De hecho, cada año se están consumiendo en el mundo más aparatos electrónicos. Esto ha causado un incremento vertiginoso de los residuos electrónicos, también conocidos como e-waste, que contienen sustancias químicas tóxicas y metales pesados que no pueden ser eliminados o reciclados de forma segura. Sin embargo, este problema puede ser evitado. Greenpeace está presionando a las principales empresas electrónicas para que cambien y para que se produzca así una inversión en esta tendencia. Lo cierto es que, cada año, cientos de miles de viejos ordenadores y teléfonos móviles son tirados en vertederos o incinerados.

Miles más son exportados, a menudo ilegalmente, de Europa, EE.UU. Japón y otros países industrializados a Asia y África. Allí, los trabajadores que desmantelan estos residuos, algunos de ellos niños y niñas, son expuestos a sustancias químicas tóxicas y venenosas. Por ello, las empresas que fabrican estos productos deben asumir sus responsabilidades, pues es posible hacer productos sin sustancias quicas peligrosas, duraderos, que pueden ser mejorados, reciclados o eliminados de forma segura y que no acaben como residuos peligrosos.

Desde Greenpeace, una de las principales organizaciones impulsoras de este tipo de iniciativas, les piden que sustituyan las sustancias más tóxicas de los productos y procesos de producción.

Además, les proponen que ofrezcan y promuevan la recogida gratuita de todos los productos dondequiera que se comercialicen. Y, además, que se prohíba la exportación de residuos electrónicos a países en vías de desarrollo y que se aplique el Convenio de Basilea en los países que lo han firmado.  Crece el consumo, aumenta la contaminación

Lo cierto es que, de los residuos sólidos urbanos, la fracción de los residuos electrónicos es, sin duda, la que crece con mayor rapidez. Esto se debe en gran medida a que en los últimos tiempos se está cambiando con mayor frecuencia de teléfono móvil, ordenador o impresora. Sin embargo, los mayores causantes de este problema son los teléfonos móviles y los ordenadores, pues son los que se cambian más a menudo. En Europa los residuos electrónicos están sufriendo un crecimiento del 3 al 5 por ciento al año, casi tres veces más rápido que el total de los residuos.

Muchos aparatos electrónicos contienen metales pesados como el plomo, mercurio, cadmio y berilio y sustancias químicas peligrosas como los retardantes de llama bromados. El PVC, un plástico tóxico, también es utilizado con frecuencia y cuando es producido o incinerado emiten dioxinas y furanos, que son compuestos químicos muy persistentes en el Medio Ambiente y muchos de ellos son tóxicos incluso a bajas concentraciones. 

Pero antes de llegar a este punto, es posible deshacerse de los aparatos electrónicos de diferentes modos. Los tradicionales vertederos no son la mejor opción y, de hecho, en muchos países europeos se han adoptado legislaciones para prevenir que los residuos electrónicos acaben en ellos debido a la peligrosidad inherente. Otra posibilidad es que lleguen a las incineradoras, pero éstas liberan al aire metales pesados tales como el plomo, cadmio y mercurio. Si los productos contienen PVC, también se liberan dioxinas y furanos.

Frente a estas dos opciones están la reutilización y el reciclaje. La primera es una de las mejores formas para aumentar la vida útil de los productos. De hecho, muchos de los aparatos viejos son exportados a países en vías de desarrollo, aunque también hay que controlar qué ocurre con ellos cuando dejan de utilizarlos en estos lugares, que generalmente no tienen las condiciones adecuadas y necesarias para gestionar residuos peligrosos.

El reciclaje puede ser una buena forma de reutilizar los materiales de un producto, pero se ha de realizar correctamente, pues las sustancias químicas peligrosas presentes en los residuos electrónicos pueden dañar la salud de quienes trabajan directamente con los residuos. Por ello, en los países desarrollados, el reciclaje de los aparatos electrónicos tiene lugar en plantas específicas para el reciclado de estos productos bajo estrictas condiciones.

En algunos casos también se recurre a la exportación desde los países desarrollados a los países en vías de desarrollo, muchas veces violando leyes internacionales o no cumpliendo el Convenio de Basilea.

Puede leer este artículo completo a través de la edición en Zinio de nuestra revista.

Paula Bardera

Fuente: http://www.idg.es/pcworldtech/El_futuro_de_la_tecnología_pasa_por_el_cuidado_al_medio_ambiente/art192694-Infraestructura.htm

Maravillas Modernas. Tecnologia del Futuro. 1/5

Maravillas Modernas. Tecnologia del Futuro. 2/5

Maravillas Modernas. Tecnologia del Futuro. 3/5

Maravillas Modernas - Tecnología del Futuro 4/5

Maravillas Modernas. Tecnologia del Futuro. 5/5

Comments