Pensamiento Humano‎ > ‎Educación‎ > ‎

Formación de Jóvenes Científicos en el Marco del Socialismo del Siglo XXI



Formación de Jóvenes Científicos en el Marco del Socialismo del Siglo XXI.

Por: José Malaguera.

La visión de país que queremos, no puede ser sino la mejor, la de un país desarrollado, donde reine la justicia y se pueda vivir en paz. Ese país que soñamos es posible. Está en manos de las nuevas generaciones, de nuestros Jóvenes, de la generación de relevo, de la sangre nueva.

Nuestra Juventud, es una ventaja que tenemos en comparación con las sociedades de los países industrializados, donde el control de la natalidad ha ocasionado una inversión de la pirámide de edades, representada en una pequeña base de jóvenes y un techo amplio de personas de la tercera edad.

Lo que ha llevado a planificar políticas de inmigración en países europeos, para captar jóvenes. De otra manera, se calcula, que en menos de 30 años sus poblaciones disminuirían en más de 20 millones, en muchos de estos países.

En Latinoamérica, la base de esta pirámide es amplia, formada por niños y jóvenes y el mínimo techo, por los adultos mayores. Para nosotros, esta condición es una preeminencia, porque los jóvenes se adaptan más fácilmente a los cambios. Pueden modificar rápidamente su conducta, y aprender los nuevos paradigmas de los sistemas educativos. Es una cualidad social que debemos aprovechar.

No lograremos tener desarrollo tecnológico y por ende independencia total, si no hacemos nuestra propia ciencia. En este punto debemos estar claros. Se necesita un sistema educativo que forme gratuitamente y de manera continua, sin interrupción hasta el Doctorado en todas las ramas, humanísticas y tecnológicas. El objetivo es, que el joven a los 23 o 24 años sea un Doctor en su área. Sólo se logrará desarrollo de nuestro país, si es posible que las nuevas generaciones tomen el control de los cambios futuros, que hagan una ciencia propia, de acuerdo a nuestras necesidades, con nuestros recursos y nuestro talento natural. Se trata de un nuevo pensamiento, un nuevo vivir, un nuevo sentir. Permitirle al Hombre Nuevo y a la Mujer Nueva que tenga en sus manos de Génesis de la Vida, un ideal iluminado por la vitalidad de la Juventud.

Este sistema debe iniciarse en el Vientre Materno, llevando a la Madre embarazada a sesiones especiales, donde la criatura en sus entrañas, reciba una excitación externa a través del lenguaje universal de la música.

La Madre se relaja ayudada por especialistas en una Escuela Prenatal de Creación del ser Humano Nuevo. Por ejemplo, ubicada en el Campo, donde se perciba el trinar de los pájaros y el bramar de animales. Donde se encuentre la paz. Un sitio ideal, donde en la búsqueda de la felicidad, la Madre haga contacto con el significado de vivir. Una Madre feliz, sin tensiones emocionales, quién transmita a su hijo e hija, solo amor. No podría sino traer amor al mundo. El objetivo a este nivel es excitar  el ensimismamiento espiritual del nuevo ser.

Los primeros 3 años de vida correspondería a su primera formación maternal. Donde una atención tanto a Madre como al hijo o hija, simultáneamente, es indispensable. Para orientar en la importancia de la lactancia materna. Especialistas se encargarían de esta formación. A tiempo parcial, en el hogar, en el trabajo y en la escuela de maternal, que facilite la participación de los Padres y hermanos. Desde este nivel debe continuar el desarrollo de habilidades musicales, motoras, la formación de valores espirituales y  el desarrollo de una conciencia universal.

Los próximos 3 años, es el período de la formación de Preescolar. El niño comienza a desarrollar habilidades para su desenvolvimiento independiente, se fortalece las líneas de formación del maternal, se hace contacto más preciso con el lenguaje hablado y escrito, se inicia a mayor profundidad el desarrollo del pensamiento y una introducción en la formación formal de los próximos años de su vida.

Con una atención especializada de los niños desde el prenatal, a los 5, máximo a los 6 años, los niños estarían preparados para iniciar la primaria. Es posible  que algunos niños, ya en el Preescolar hayan aprendido a leer y a escribir, por lo que podrían, en el primer año avanzar 2 años regulares de primaria. Un régimen especial de avanzada se necesita crear a todos los niveles de la educación, para asegurarse la probabilidad de incrementar el número de científicos que se puedan formar antes de los 23 años. Los niños o jóvenes que entren o se les identifique como calificados para seguir un estudio de corta duración, deben recibir el apoyo de expertos en sus respectivas escuelas. Para que puedan acudir a consultas, donde existan maestros dedicados a darles clases de avance. Muchos niños podrían culminar la primaria en menos de 4 años.

Determinante para formar una conciencia crítica del futuro profesional es, durante la primaria, crear una estrategia para estimular la lectura. La investigación humanística, el estudio de la evolución del pensamiento humano. Recorrer las diferentes etapas de la evolución y de la visión filosófica de la humanidad. Para crear una conciencia social, para alimentar el fortalecimiento de valores, la protección ecológica, el crecimiento espiritual. Sólo un profesional en cualquier área, que ame a su prójimo y a su entorno natural, puede sostenerse como individuo, capaz de compartir y de vencer instintos y pasiones.

Su próxima etapa es la más importante. Cuando entra en la adolescencia. En este período se forma el ser humano que la Sociedad Futura necesita. Donde se debe formar los patrones de vida de convivencia y de espíritu de solidaridad. El estado debe concebir un Liceo nuevo, un centro de educación media nuevo. Donde el adolescente se sienta a gusto. Debe ser una inversión continua, como lo es el proceso de educación. Un centro de formación del ser Nuevo que queremos. 5 años máximo debería permanecer el joven en el Liceo o Centro Técnico de formación. Pero el ambiente debería ser adaptable a cada época. No debería quedarse sólo en un modelo del pasado, sino cambiar continuamente, así, como cambian las épocas y las mentes de los adolescentes. Pues, la Sociedad dejaría de ser Socialista, si ésta no cambia y mejora continuamente.

En la etapa media debe continuar y ampliarse más profundamente el estudio del pensamiento humano, aprender a filosofar y a reflexionar. A crear una nueva filosofía, propia, del ser Nuevo que queremos. Los deportes deben apoyar el desarrollo del adolescente. La música y el arte serían motores de la dinámica del desarrollo humano. Un Centro para crecer integralmente. El estado debe hacer un gran esfuerzo, para lograr la formación integral del adolescente. Su mente en este período de la vida, debe ser alimentada de las luces del conocimiento, su alma del resplandor del espíritu y su cuerpo de la vitalidad de la existencia. El pensamiento científico y humanístico debe aparecer como pilares de su formación y se debe profundizar en la esencia de la conciencia universal. Debe continuarse con la posibilidad del estudio de avanzada. Aquel alumno que pueda cursar y comprobar sus habilidades en las asignaturas, podría culminar en menos tiempo. De acuerdo a su capacidad. En menos de 4 años pudiera finalizar su formación secundaria. Es sistema debería crear un Liceo más flexible, que permita que el adolescente avance más rápido, si está en capacidad de hacerlo y si comprueba esas habilidades.

A lo 15 años estaría maduro el perfil humano del futuro científico. El apoyo recibido, la orientación que obtuvo en su formación media, lo diferenciarían de otros adolescentes. Es el investigador, el joven dado a la lectura permanente, quién se plantea continuamente preguntas sobre su existencia, quién observa con ojo crítico los sucesos a su alrededor. Será el futuro político, el futuro gerente, formará parte de la generación de relevo de profesores y maestros. Es el ingeniero de las empresas sociales del futuro. El mundo futuro, estará en la mente de estos adolescentes. Su carrera universitaria inicialmente tendría como primera etapa dos años de formación. Es la base, el estudio de fundamento.  Las ciencias básicas de su área. Con una preparación técnica superior. Al culminar estos 2 años podría graduarse de Técnico Superior.

Una segunda etapa de 2 años más. Como continuación del estudio Técnico básico, serviría de estudio de Pregrado en su área. Tanto en la etapa anterior, como en esta etapa, el estudiante podría elegir la oferta de avanzada, a través del cual podría culminar en menos tiempo, si demuestra el dominio de la especialidad que cursa. Al finalizar, podría obtener el título de Licenciatura, Ingeniería o equivalente. Podría ejercer o continuar inmediatamente con una segunda especialidad.

Una tercera etapa deberían ofertar las Universidades, si realmente el Estado busca crear con el tiempo, una independencia tecnológica. 2 años más de maestría, sin embargo, como parte del plan normal y formal de estudio de cualquier Universidad. Gratuita y a tiempo completo. De la misma manera como se realiza actualmente el estudio de pregrado. También debería existir la modalidad de avanzada, para brindarle nuevamente al estudiante la oportunidad de adelantar sus estudios, si comprueba las habilidades. Sería 2 años para especializarse en un área. Para profundizar y crear las bases que apoyaría la investigación que realizaría como Doctorado. En cada una de estas etapas de 2 años se ejecutarían trabajos de grado de un nivel tal que se puedan culminar con el estudio planificado.

Una cuarta etapa, llevaría a la Investigación, también pensando en 2 años, pero que el investigador pudiera acortar en avanzada. Inicialmente un año de investigación con un trabajo conjunto con centros de investigación internacionales, una parte de máximo un año lo realiza en su Universidad y luego Un periodo de seis meses en un centro de investigación en un país de habla inglesa y seis meses más en otro país de alguno de nuestro aliados, Rusia, China o alguno de habla francesa.

Durante este período el investigador resuelve un problema científico de una Universidad o de un Centro de Investigación Nacional. En ese tiempo es contratado y trabajaría para el centro de investigación. El estado venezolano podría planificar con gobiernos amigos proyectos conjuntos e intercambiaría sus investigadores, para que se cumpla el tiempo de experiencia de investigación internacional.

Tenemos que estar conscientes en el hecho, que de los países industrializados no vendrán a planificar nuestro desarrollo científico y tecnológico. Esta, es nuestra tarea. Debemos pensar nuestro propio Futuro. Debe haber un marco legal que lo soporte, que evite el repetido ir y venir de los planes, sin continuidad. Tenemos que planificar para los próximos 50 años. El sistema educativo no puede ser inflexible. Debe poder adaptarse fácilmente a los cambios tecnológicos de cada época. Sin lugar a dudas, sólo, cada nueva generación, será la esperanza de cada futura generación por venir. El Socialismo será una ilusión, si los Jóvenes no tienen la oportunidad de formarse en la ciencia y en el pensamiento humanístico, desde el instante mismo que ven la luz de nuestra Tierra Venezuela. La Juventud es la semilla del desarrollo científico en la creación del Socialismo del Siglo XXI, esperanza de cambios y de Revolución. Aportemos esfuerzos para brindarles apoyo y haremos Socialismo.


Comments